27 oct. 2008

El Cine según la Literatura? Tejidos de algunos relatos sobre el séptimo arte

"La innovación cultural también se considera en términos de traducción, como un estallido de metáforas impropias y creativas que acompañan la versión de texto intraducible. Lo intraducible ya no está atrapado en el pathos del sinsentido, sino que es una reserva de sentido futuro" Paolo Fabbri - Prólogo de la edición española de "El giro semiótico" (2000)

Pensaba en la historia del cine. Pareciera ser que está atravesada por la tensión y lucha entre quienes lo piensan como subsidiario de la literatura y de una "realidad" referencial; y quienes lo entienden como diseñador de otras realidades y ficciones, sólo posibles de encarnar en diferentes registros sensibles, grabados en una cinta que se hace proyección en la pantalla grande.

Fueron múltiples las veces que leí y escuché comentarios negativos, especializados o no, acerca de aquellas producciones fílmicas que se niegan a hacer de la pantalla una gigantezca y transparente ventana al "mundo real". Apuesto al cine que dice y señala, yo soy cine, soy ficción, soy otra realidad y aquí las reglas del juego cambian. Como espectador te queda asumir el riesgo o no.

De todas maneras siempre están las voces que piden al cine retratos ilustrativos de literaturas guionadas, que dicen que no son respetables aquellas películas que entran en "juegos esteticistas" preocupados sólo por una imagen que "no aporta nada al relato". Ahora bien me pregunto ¿a qué relato se refieren? El cine teje relatos pero cinematográficamente no literaturalmente.

Aquel es un pedido por demás injusto y desacertado. ¿La imagen visual no construye sus propios modos de relato? Creo que en el cómo se cuenta deberíamos enfatizar nuestra mirada, y en cine, una de las mejores maneras es la de hacerlo a partir de ese borde intraducible de visualidad secuenciada. Y cuando digo intraducible me refiero a no traducible a signos lingüísticos, lo cual no significa carente de sentido o significado. Sino simplemente sentidos construídos por otras sustancias sensibles y plausibles de otras significaciones, no gramaticales, ni lexicales según los modos de la lengua. Vuelvo, como al principio, al giro semiótico de Fabbri: "(...) hay que profundizar en la indagación de los canales sensoriales. Hoy las investigaciones se refieren sobre todo a la imagen, desde el lenguaje de los sordomundos hasta el cine (aunque J. Fontanille estudia el lenguaje olfativo). Es un campo importante (...) aciertan al insistir en la diferencia entre comunicar y transmitir, es decir, en la necesidad de tener en cuenta, en la construcción y recepción del sentido, la dimensión técnica y sensible de los aparatos de traslación del significado"

Del Cine y desde el Cine

Voy a seguir aquí dejándoles la posta a los relatos sobre el cine tejidos por las voces de los propios cineastas y las de sus realizaciones.

En la última Revista Ñ del Clarín bajo el título "Yo haré un mundo mejor que Dios", se publica una entrevista al director de cine y artista visual Peter Greenaway. Allí habló de su próximo film, Nightwatching una mirada cinematográfica sobre Rembrandt, paradigmático artista visual del Barroco. Pero y también se refiere al cine "no narrativo": "Mi interés principal está en la pintura en la historia de 2000 años de pintura que tiene las credenciales de una enorme formación en estética, en una actitud filosófica (...) yo pensé que el cine continuaría esa situación. No lo hizo y para mi es una tragedia personal. El cine contemporáneo está basado en el texto y no en la imagen (...)"

"Me interesa todo lo que tenga una elevada asociación visual, y Second Life la tiene. Cuando Shakespeare escribió Sueño de una noche de verano, cuando Dante hizo el mapa del infierno intentaron formas de trasladas lo que sabían en su tiempo a la elaboración de un mundo alternativo. Eso es Second Life: un sistema de mundo alternativo, que es la sombra del nuestro pero que como herramienta incluye toda la riqueza visual de lo digital y quiero asociarme a él. Quiero ver si puedo hacer un largometraje en Second Life. El guión está listo. Estoy pensando en llamarlo Walk Trough Age (...)"

"El cine está en la cárcel debido al texto. Puedo disfrutar de la narrativa. He escrito novelas y libros y espero seguir haciéndolo. Incluso, debido a la forma que tenemos de hacer cine a partir del texto, tengo que escribir una narración para poder conseguir algo de dinero para hacer un filme. No puedo ir a un estudio con cuatro pinturas, 30 litografías y un cuarderno de bocetos. Nadie entendería qué quiero hacer. Los que están en los estudios son analfabetos visuales. Tengo que someterles un texto (...) Sucede que el cine es un medio basado en secuencias, no en narrativa y yo creo que deberíamos investigar todas las grandes cosas que la pintura puede y es capaz de comunicar. Y ver si podemos traducirlo, modificar, metamorfosear todas las emociones de las artes establecidas, asociadas con la pintura y hacerlas visibles y utilizables en el cine. Cine en tiempo presente no cine narrativo."

Relatos desde un adentro de un tiempo atrás, y después....

Me voy un poco al pasado, a un momento de la historia del cine, a una personalidad que lo resume, a François Truffaut. Crítico en la revista de cine "Cahiers du Cinéma" (fundada en 1951), luego uno de los cineastas iniciadores de la "nueva ola" francesa, "La Nouvelle Vague" (1958-1965), además de director, actor, productor y guionista en múltiples realizaciones.

Fue durante sus primeros contactos con el cine, desde la crítica, cuando junto a Claude Chabrol, realizó una entrevisa al ya consagrado Alfred Hitchcock. Francia, 1955, allí se encontraba el director estadounidense en tarea de realización de su film "To Catch a Thief". Una larga entrevista terminaría convirtiéndose en el libro que Truffaut luego tituló "El cine según Hitchcock" . En él se cruzan miradas de dos realizadores (por entonces Truffaut ya había realizado su primer corto "Una visita", 1954) que van en busca de la propia "retórica" que el soporte fílmico propicia, de nuevos modos de "ver" y concebir el hacer cine:

F.T. (...) Tengo la impresión de que muchos cineastas dirigen las escenas en función de la verosimilitud de lo que se ve en el decorado como totalidad y no en función de la porción de espacio que se verá en el encuadre y, por tanto, en la pantalla. Yo pienso en esto cuando trabajo y, sobre todo, cuando veo sus películas, y me digo que quizás el gran cine, el cine puro, comienza cuando la puesta en situación del plano que se va a rodar parece absurda a todo el equipo.

A.H. Estoy absolutamente de acuerdo, (...)”

Serán los tiempos finales de la década del 50’, los que verían surgir no sólo al cine de Truffaut sino también a “La Nouvelle Vague”. Uno de los más agitadores movimientos cinematográficos del S XX. El origen de “La Nueva Ola” germina casualmente en el círculo crítico de escritores y escritos de la revista “Cahiers du Cinéma”. Una “nueva onda” en el cine que busca romper con la ilusión de la transparencia referencial. Planos elaborados con cámara en mano, vuelta al blanco y negro, búsqueda de recrear la toma espontánea televisiva, uso de escenarios e iluminación naturales posibilitados por la fabricación de películas más sensibles y la improvisación como recurso “expresivo”. Fueron justamente “Los 400 golpes” de Truffaut, (ver video) ganadora del premio a mejor dirección en el Festival de Cannes en 1959, e “Hiroshima, mon amour” de Alain Resnais, los filmes que darán inicio a la Nouvelle Vague. Pero ya anteriormente, desde la crítica en la revista “Cahiers du cinéma”, Truffaut se había declarado contra el “cinéma de qualité” francés y contra su pretendido realismo psicológico en un artículo titulado “Una cierta tendencia del cine francés” (1954). Elabora allí una contundente oposición a la predominancia literaria del cine francés, asentado en la “literalidad” del guión más que en la construcción de un relato cinematográfico apoyado en la acción traducida en imagen visual y sonora. Truffaut, en su no tan larga existencia, dirigió en total 21 largometrajes y 3 cortos. Publicó además de “El cine según Hitchcock", el libro “Las películas de mi vida” En el filme “La noche americana” ,1973 (ver video) ganadora del Oscar a la mejor película de habla no inglesa, Truffaut incursiona en la realización de un filme de carácter autorreferencial. Cine que se cita y se piensa a sí mismo desde su propio hacer, pero también cineasta que se mira a sí y se proyecta autobiográficamente en la proyección del filme. El título es tomado de “Noche americana”, nombre de una técnica cinematográfica que, mediante el uso de un filtro oscuro para la cámara simula ambiente de luz nocturna, en cualquier momento del día. El filme, que cuenta con Truffaut como director, co-guionista y actor, desarrolla un relato sobre Ferrand, un cineasta y sus vicisitudes al encarar la filmación de “Les presento a Pamela”, la última película que se rodaría en los estudios Niza, antes de su futura demolición.

“La noche americana” refleja una actitud nostálgica, evidente en varias realizaciones de Truffaut. Entre otros tópicos reflexiona sobre la muerte de una forma de hacer cine, quizás la de esa que pregonaba la Nouvelle Vague. Pero además, habla del carácter ficcional del cine, de los entrecruzamientos que se tejen entre el entorno “real” detrás de cámara y el “ficticio” frente a las cámaras. Sin embargo, en ambos mundos no dejan de presentarse escenificaciones, montajes de realidades e irrealidades tan conflictivas y contradictorias como la vida misma, como el cine según Truffaut.

Y después es ahora, y ahora ¿qué? es indudable que se están produciendo desde hace un tiempo ciertas superposiciones de tramas de entornos intra y extra cinematográficos, físicos-reales y virtuales-digitales. Diferenciales registros de ficción y realidad que se entrecruzan e interdefinen. Diversas direccionalidades y giros, que podríamos intentar de cazar.

Para mi serán seguramente temas para más posteos.....

20 oct. 2008

Moda de otros modos

Stranger in a Strange Land - Vogue Japón - Fotos: Yelena Yemchuk

Más fabulaciones acerca de vestidos

"Todo el universo visible es un vivero de imágenes y símbolos a los que la imaginación da un puesto y un valor relativos."

Charles Baudelaire

"La foto da más miedo que la verdad, es el único arte censurable"

"¡Italia es un desaparecido! En 50 años no ha existido arquitectura, la precariedad de la inteligencia se ha hecho norma, las mammas siguen siendo grandes castradoras, los profesores ganan menos que los obreros, nadie respeta la escuela, y hay que defender a los profesores de los idiotas de los padres. No es posible refundar el país, porque la decadencia no es económica, es moral y se emite a todas horas por televisión. Hemos sido vencidos por la vulgaridad. Moriremos elegantes, vestidos a la última moda, vulgares, vacíos e idiotizados por dentro."

Oliverio Toscani - fragmento de una entrevista

"Un amor es un instinto sexual...Pero no amamos con esa pulsión sino presuponiendo que existe otro sentimiento (...). El amor romántico es una vestimenta que el alma fabrica para envolver a las criaturas. Pero ese traje no es eterno: dura todo lo que dura y luego, se deshilacha, surge el cuerpo real de la persona humana que habíamos cubierto con él. El amor romántico, por lo tanto, es un camino de desilusión. Solamente no lo es cuando la desilusión, aceptada como tal desde el principio, decide variar de ideal constantemente. Entonces, en los talleres del alma, produce nuevas vestimentas con las que puede renovarse el aspecto de la criatura así vestida."

Fernando Pessoa - "Libro del Desasosiego" -

"Cuando veo vestidos con múltiples pliegues, volantes y adornos que se acomodan bellamente sobre hermosos cuerpos, pienso que no se conservarán así por mucho tiempo. Mostrarán arrugas imposibles de planchar a la perfección, polvo que impregnará el encaje y que no se podrá quitar más: nadie querrá ser tan ridículo y desdichado como para ponerse por la mañana el mismo lujoso vestido y quitárselo por la noche. Sin embargo veo chicas muy lindas mostrando variados músculos y huesitos, una piel tersa y finos cabellos, y que no obstante aparecen en esta especie de ingenuo disfraz, apoyan la misma cara en las mismas palmas de las manos y se dejan reflejar por el espejo. Solamente a veces, por la noche, cuando regresan tarde de una fiesta, ante el espejo, el vestido les parece estropeado, deformado, lleno de polvo, ya visto por todos y casi inusable."

Franz Kafka - "Vestidos" en Relatos Completos -

"Lo bello es siempre raro. Lo que no es ligeramente deforme presenta un aspecto inservible (...) La irregularidad, es decir, lo inesperado, la sorpresa o el estupor son elementos esenciales y característicos de la belleza."

Charles Baudelaire

10 oct. 2008

Otros relatos de la moda


En el nombre del cine, las monarquías y el Punk


“La moda es otra manifestación del arte –quien sabe invención de quien fue– y gracias a ella vive mucha gente”.

"(...) descubrí por casualidad cuál era la principal razón de mi antigua suspicacia contra usted (...) la imagen de las pieles que llevaba usted no ha logrado disociarse durante largo tiempo de la idea de su persona (...) Todavía me acuerdo del suspiro de alivio que exhalé cuando la vi en la estación, al fin sin pieles, con una bella manta de viaje, lo que se dice más libre, más pura, más luminosa. Pero ya era tarde. Claro que hoy podría ir usted envuelta en quinientas de esas pieles y yo me comprometería a liberarla de todas."



Ya lo sabemos, "Moda" es un concepto que alude a ciertos tópicos que van más allá de lo exclusivamente femenino, de cuestiones frívolas o banalidades.
Moda, es como muchas otras cosas, un invento del occidente moderno . Si claro, porque deriva del término "moderno" en el sentido de novedad, progreso y cambios acelerados hacia algún fin de eterna renovación. Es así, que para referirnos al desarrollo de este campo de la cultura sería más apropiado hablar de Historia de la indumentaria o de la vestimenta, al menos en el largo período que va desde la prehistoria hasta fines de la Edad Media y comienzos del Renacimiento (S XIV). Momentos de secularización de las culturas occidentales.

Pero volvamos una vez más a la Moda. Recién durante el S XX, y con más acento, después de su segunda mitad, ésta se transformó en un objeto de estudio de la semiología, la sociología y la estética como disciplina filosófica del campo del arte. Dan cuenta de ello algunas producciones de pensadores como Baudrillard, Foucault, y textos como "El Imperio de lo efímero" La moda y sus destinos en las sociedades modernas, de Gilles Lipovetsky, "El sistema de la moda" de R. Barthes, o artículos como "Simmel: la moda, el atractivo formal del límite" consideraciones sobre el pensamiento de G. Simmel al respecto.

John Galliano

Yohji Yamamoto

Foto anécdota: un blogger adepto a las nuevas tendencias en moda vió en una calle de París a un hombre con falda y le pidió fotografiarlo para su blog, éste accedió de buena manera. Después de hacer la toma le preguntó su nombre y se dió con la sorpresa, se trataba del diseñador Marc Jacobs





En nuestro país, artistas como Delia Cancela y Dalila Puzzovio, surgidas del boom artístico del Di Tella, se sumaron con sus producciones artísticas al terreno de la moda.


Dalila Puzzovio





Delia Cancela junto a Felisa Pinto, periodista especializada en el tema, son las autoras de "Moda para principiantes", un abordable recorrido por los fluctuantes devenires acontecidos durante todo el siglo XX, en éste sintomático campo de producción cultural.
Monarquías "In" or "Out"?









En el "Tratado de la vida elegante" (1830), Balzac decía «el vestido es la expresión de la sociedad», sostenía que "La indumentaria, el traje, es el más enérgico de todos los símbolos, y por ello la Revolución Francesa fue también una cuestión de moda, un debate entre la seda y el paño".

Pero y también la indumentaria es reflejo no tan sólo de procesos sociales, político-económicos, sino de construcciones de un sujeto, de un cuerpo que se sabe desnudo cuando aprende a que puede estar vestido; que tiene consciencia de su desnudez, del sentimiento de pudor cuando lo cubrió y cumplió con la primera función de la vestimenta, la de abrigo y protección. No tan sólo variaron las modas del vestir, sino también las modas del desvestir, y las diversas del desnudo.
Es así que aqui voy a hacer un doble enlace.
Hablar de tiempos de cambios profundos en la moda es hablar de un período por demás crítico en múltiples aspectos, el fin de las monarquías en Francia y el advenimiento de la Revolución Francesa. Tiempos del breve reinado de Luis XVI y María Antonieta, la joven archiduquesa Austríaca que pasó a convertirse en la última monarca absolutista francesa.


Digo doble porque después de ver el film "María Antonieta" (2006) de Sofía Coppola, protagonizada por Kirsten Dunst, entiendo que éste posee un importante valor testimonial de una época de exuberancias y hedonismos, la del Rococó de las cortes de Versalles. ( A propósito, aquí Jeff Koons y su "arte" en el palacio francés)

Aunque también trae consigo una nueva versión de la controversial reina.

No es casual que dicho film haya obtenido el preciado Oscar a mejor vestuario. A mi entender, no sólo vale destacar el magnífico despliegue en realización de indumentaria de época, sino también aquellas escenas en las que se resignifican los desnudos de Ma. Antonieta.
Un cuerpo que es a la vez social e individual, público y privado, austríaco y francés, joven pero que se pretende adulto, rebelde y sujeto a las ataduras protocolares. Que es deseo y postergación en la negativa sexual de su esposo, que demora años la consumación del matrimonio; y en el retraso de una maternidad, anhelada por la adolescente mujer y exigida a la reina procreadora de herederos. Cuerpo investido de significaciones por sus "vestidos" pero también por la formas y situaciones en las que es desnudado.


En una de las primeras escenas, Ma. Antonieta a los 14 años emprende un viaje a su nueva vida. Abandona su Austria para dirigirse a Francia. Al llegar a la frontera con éste país es recibida por miembros de la corte del rey Luis XV, con cuyo hijo Luis XVI (El Delfín) contraería matrimonio, a fin de concretar una alianza entre los dos territorios. Es entonces cuando la invitan a ingresar a una especie de carpa, zona limítrofe, en donde es despojada de todos sus atavíos y de su mascota ante un séquito que luego la viste a la última moda y modo francés. Todo un rito de iniciación, había nacido allí la Ma. Antonieta francesa.
Durante el reinado de Luis XVI (1774-1793), la extranjera reina consorte junto a su modista, Mme. Rose Bertin dirijirán los dictados de la moda, no tan sólo en Francia, sino en toda el área de influencia europea.
La moda francesa se había consolidado ya en el Siglo XVII, durante el perídodo Barroco, como paradigma "universal" trás el previo entronamiento de Italia durante el Renacimiento.
Recomiendo la película a quienes busquen encontrar historias de rituales en torno a vestiduras y desvestiduras.
En las épocas de oro del Rococó en la moda (1715-1770) los lujos y excesos eran caracterísiticos. Entre ellos se cuentan los fastuosos vestuarios de los miembros de las cortes versallianas, y grandes peinados que acompañaban los arquitectónicos vestidos, cargados de diversos ornamentos, como carrozas, cestas de fruta, o Barcos (se pusieron de moda por la victoria de la Fragata Francesa La Belle Poule, en 1778)
Ma Antonieta no era totalmente consciente de las implicancias de estos despilfarros, de la gran debacle socio-política-económica que se abismaba. Sin embargo, después de la segunda mitad del Siglo XVIII los aires del Neoclasicismo se hacían sentir, las Rousseaunianas filosofías de vuelta al mundo natural, opuestas a la artificiosidad del Rococó provocaron un cambio de hábitos en la joven reina. Se traslada entonces a un sitio en el que encuentra la posibilidad de una vida en contacto con la naturaleza, el "Petit Trianon" , allí adquiere junto a su cambio de vida cotidiana, nuevas formas de vestir. Adopta géneros como el algodón o la muselina, y sombreros de paja, antes impensables; comienza a descartar artificios aparatosos de los vestuarios.

Estaban sentadas por la propia reina las bases de la futura libertaria y despojada moda de los revolucionarios (1789-1799) quienes derrocarían su efímero reinado. Estilo que tendría su continuación luego en la moda del Consulado y Primer Imperio (1799-1815). Sería entonces, la Emperatriz Josefina, esposa del Emperador Napoleón Bonaparte la encargada de regir los nuevos dictámenes en asuntos de moda.
La Revolución Francesa (1789) traerá consigo profundos cambios en el vestir. Los revolucionarios comienzan a usar pantalones largos, (por primera vez en la historia del vestuario masculino) llamados "Sans Culottes" (sin bragas o calzones como los usados en las cortes francesas) El traje se completaba con gorro frigio (bonete rojo), escarapela, y suecos.









La moda se torna más sencilla, democrática, se aplacan las diferencias sociales. Para las mujeres desaparecen los lujos, miriñaques, polvos (maquillaje), lunares postizos, géneros costosos, y se suspende la publicación de revistas de moda. Se reemplazan los tejidos lujosos por algodones y géneros menos costosos. Durante todo el 1º Imperio Napoleónico el talle de la cintura se elevará y por fin después de tres siglos se abandonarám los pesados corsés metálicos, por otros ceñidores que comienzan a ceder en sus opresiones.




Corsé - Fines de S XV -




El uso de fajas y corsés, recién será dejado de lado definitivamente en los 60' del S XX.
El estilo adoptado después de la Revolución Francesa y hasta 1815 es el de la sobriedad Neoclasicista, que quiere imitar los despojados vestidos adaptados a las formas naturales del cuerpo, usados por las antiguas Culturas Grecorromanas.
Después del golpe revolucionario, lo que se inció como un austero período evidenciará modificaciones traducidas en retornos de nuevos lujos y exuberancias, pero nunca más de la pomposidad y artificiosidad extrema del Rococó.


Cine, unas gotas de Chanel...Sex Pistols y The Cure
En Ma. Antonieta de Sofía Coppola, la rebelde y complicada reina foránea es acompañada fílmicamete por música de New Order y The Cure como bandas sonoras. Y hablando de New Order y The Cure , próximamente la reina del Punk, Vivienne Westwood diseñadora que se inció allá por los 70', pareja de Malcom Mc Laren, manager de los Sex Pistols, será motivo de un film protagonizado por Kate Winslet.

"Mis diseños son reveladores de la personalidad", afirma Vivienne Westwood. "Quienes los llevan liberan aquello que está en su subconsciente." Durante añós sus diseños han estado inspirados en la calle, en los movimientos Hippie y Punk. Subversiva, a veces un poco agresiva, pero siempre cargada de humor, su moda fue denunciada por el Establishment inglés, que reclamaba en 1971 el cierre de Sex Shop "Seditionaries" , de sus boutiques en las que vendía ropas provocadoras de cuero y latex, y en 1976 aquellas sediciosas ropas punk.





Hábil creadora, maneja la burla y el humor con brío. Ha inspirado a grandes diseñadores como Jean Paul Gaultier, Christian Lacroix, y John Galliano entre otros. Muchos han tomado de ella, sus referencias a la vestimenta de época ; sus citas a obras de arte, estampas fotográficas de obras de Boucher, ángeles de Fragonard, y homenajes a Keith Haring; sus superposiciones y mezclas de estilos.





"A mi me parece que la moda es un arte aplicado pero muy vital. Yo adoro el arte, soy una enamorada del arte" comentaba la diseñadora en una entrevista
En los 90' y 91' fue nombrada diseñadora británica del año.


Coco Chanel, otra ícono de la moda que llegará a la pantalla grande interpretada por la francesa Audrey Tautou en Coco before Chanel.
"Moda es lo que se pasa de moda" decía Chanel. Hoy clásica, en su momento audaz visionaria, que allá por las primeras décadas del S XX se atrevió a descorsetar una vez más a las mujeres siguiendo la tarea emancipadora de Paul Poiret. Liberó la cintura y descubrió las piernas elevando los ruedos.



Hizo surgir un nuevo concepto en la moda femenina, la comodidad. Incorporó por primera vez el uso de tejidos de punto adaptados a los requerimientos del vestuario femenino. Las mujeres habían comenzado a formar parte de los sectores más activos y productivos de la sociedades occidentales.

Fue una de las impulsoras del andrógino estilo à la garçon durante los años locos entre la Belle Époque el Art Decó y el apogeo de los ritmos jazzísticos.
Aunque aún para la moda Unisex tendremos que esperar unas décadas más, la llegada de los revolucionarios Sixties

PD: Próximamente Ridley Scott sumará al repertorio filmográfico de la moda una película basada en la vida de la Familia Gucci
Otros Tips





Vienen al caso, a propósito de Marc Jacobs y Sofía Coppola, el diseñador convenció a la cineasta a sumarse como colaboradora en diseños de bolsos y zapatos para la firma Louis Vuitton.
Pero y además los Coppola, padre e hija, están formando parte de la lista de artistas invitados a colaborar en campañas publicitarias de la maison francesa. Ésta vez se trata de Core Values
La fotógrafa Annie Leibovitz fue la encargada de capturar imágenes que giran en torno a los vaivenes del viaje como temática, para promoción de maletas, bolsos y otros accesorios Vuitton. El escenario de Core Values para los cineastas viajeros tuvo por destino Argentina - Bs As. Parece ser que el director aprovechó su paso por estos lugares a propósito de la filmación de Tetro y en algún descanso posó junto a Sofía para unas fotos.