28 jul. 2008

Siempre se vuelve al primer amor....

Y sí, volví al dibujo y a mi papá... Dicen que re-presentar es volver a presentar, traer aquello que está en ausencia... Y pasa a veces, que no hay nada más lleno que un vacío ni más presente que lo ausente...

26 jul. 2008

Yo soy Otro

Palabras del poeta maldito, de A. Rimbaud

Yo soy Otros, todos los nombres que nombran a F. Pessoa, sus Heterónimos o "drama en gente" (y no en actos) como él define a sus "ellos" (Alexander Search, Alberto Caeiro, Ricardo Reis, Álvaro de Campos) "El origen mental de mis heterónimos está en mi tendencia orgánica y constante a la despersonalización y la simulación. Felizmente estos fenómenos no se manifiestan en mi vida práctica ni en mi relación con la gente: estallan hacia adentro y sólo yo los vivo".

Pienso, ¿Qué sucede cuándo estallan hacia afuera? Rafael Cippolini dice "Soy tantos que no quepo. Sobre el autorretrato en los tiempos de Fotolog y Flickr"

La posibilidad de ser y estar en la virtualidad de la red siendo un "nos-otros editados y reeditados" Hacer y recibir arte es también traslado, otredad y viaje. Pero al revés, entre tantas prácticas traslativas ¿Todos los caminos conducen al arte? y los que sí, ¿Cómo lo hacen? (Les pregunto porque no tengo las respuestas, o al menos no sé como escribirlas...)

(...)

¿De qué te sirve el cuadro sucesivo de las imágenes externas a las que llamamos mundo?

¿La cinematografía de las horas representadas

Por actores de convenciones y poses determinadas,

El circo polícromo de nuestro dinamismo sin fin?

¿De qué te sirve tu mundo interior que desconoces?

(...)

Álvaro de Campos

¡Tan de prisa pasa todo cuanto pasa!
¡Muere tan joven ante los Dioses cuanto
Muere! ¡Todo es tan poco!
Nada se sabe, todo se imagina.
Circúndate de rosas, ama, bebe
Y calla, lo demás es nada.
Ricardo Reis

Y sí....todo tiene su versión nostálgico-tragi-cómica

24 jul. 2008

Emergencia - Laboratorio - Ensayo - Biotecnología Curaduría - Síntoma...

Sí, éste es un Blog que todavía habla sobre cuestiones de arte. No, de medicina, al menos hasta ahora, no.

Lo que sucede es que el glosario artístico se nutre cada vez más de conceptos provenientes de las ciencias vinculadas a la medicina y la tecnología. No es nada nuevo esto de que el arte invada espacios discursivos ajenos a su campo de acción (aunque.. ¿existe algún campo que no pueda ser devorado y asimilado por la maquinaria artística??) A propósito de esto, unos días atrás visité "Emergentes", un proyecto itinerante (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú) que exhibe y auspicia Fundación Telefónica. Instalaciones de artistas Latinoamericanos que recurren a dispositivos tecnológicos como soporte conceptual y material. La curaduría está a cargo de Jósé Carlos Mariátegui. Siempre me pregunté el por qué del término "curador", será porque el arte tiene algo de síntoma? según Freud, todos somos, al menos "neuróticos". Buscando, me encontré en el sitio de la revista Ramona con una publicación de Syd Krochmalny, en la que refiriéndose al tema habla de "emergencia del curador", frase que fuera de contexto se dispara a otros sitios... Vuelvo a Mariátegui, quien presenta a los artistas y a sus obras en un catálogo y comienza diciendo: "El concepto "emergentes" explica la totalidad cualitativa de cambios que son generados espontáneamente por un sistema (...) Un comportamiento emergente es más que la suma de sus partes (...) También podemos utilizar este concepto desde una perspectiva socio-cultural cuando nos referimos a un nuevo conocimiento que irrumpe en nuestro contexto" Termina luego su presentación diciendo: "Hoy se favorece la información digital, sin embargo la bio-genética tiene un valor informacional que ha sido aún poco explorado en América Latina. EMERGENTES como proyecto intenta activar esta discusión"

Es cuestión entonces, de ir y ver cómo, de qué manera las producciones, en este caso de "Emergentes", propician esta activación.

Mientras recorría las "instalaciones" inmersa en algunos espacios, como espectadora, sentí sí, otras propuestas perceptivas, me pasó cuando por ejemplo circulaba entre los parlantes de la instalación sonora "Recomputing Space" de Rodrigo Derteano (Perú). Un espacio interior mostraba los parlantes ordenados de un modo regular en el piso, pero era móvil e irregular cuando se dinamizaba con los sonidos que dibujaban espacialidades de lugares exteriores, de calles, tránsitos y gente circulando.

Había algo de laboratorio, de ensayo en los procesos que evidenciaban estas producciones; ahora bien, el concepto de experimentación, de laboratorio, de ensayo, tampoco es nuevo en el arte, las vanguardias del S XX ya lo activaban, desde el cubismo, el futurismo, el dadaísmo... al Di Tella, al Pop y los innumerables matices entre ellos.

Bonito Oliva ( crítico, historiador de arte, curador y fundador del movimiento artístico Transvanguardia Italiana en los 80' - Paolo de Grandis (curador), ambos aquí, en la Bienal de Venecia 2007

En lo que pienso ahora es en qué tipo de laboratorios artísticos se "ensayan" hoy en el arte?

Veo que se juegan múltiples componentes, no sólo se está apostando a las "magias del high tech" sino también a "probar" otras modalidades perceptivas y receptivas, un acercar a los espectadores (a esos que asuman el desafío) a reelaborar y reconstruir (como quien reconstruye a modo de flashback) los procesos creativos a través de una experiencia experimental.

Veo la emergencia* de ensayos de otros laboratorios, síntomas de otras neurósis y paranoias del arte...

*emergencia (según el diccionario) Asunto que requiere especial atención y urgencia

16 jul. 2008

HTML
Intento fallido de borrar las marcas que están, pero no escritas......

Mientras subía este registro fotográfico de mi fracasado intento, me acordaba de una charla en la que Liliana Escliar, guionista de Mujeres asesinas entre otras produccciones, nos relataba sobre los entretelones de la tarea del guionado (y digo nos relataba porque su charla fue eso un agradable relato, según ella todos sabemos contar...)

Hablaba de varias cuestiones, entre ellas, la de cómo trasladarle algo de nuestra experiencia emotiva a un personaje creado para moverse y actuar en la ficción. A ver, decía, voy a buscar una experiencia que seguramente todos hayamos pasado en algún momento, (para que ninguno se quede afuera ) mmm ...., ya lo sé! seguramente ésta a todos les pasó en algún momento, cuando eran chicos, en la escuela, la de borrar tanto sobre la hoja para corregir algún "error", pasar la goma decenas de veces sobre la superficie del papel, (y encima justo no tenías de esa azul que borra tinta, así que con la de lápiz te las ingeniabas) hasta que al fín te pasabas al otro lado ¿qué hacías entonces con ese fatídico agujero en la hoja? Para peor, seguía contando, cuando yo era chica, nos enumeraban las hojas, con lo cual era imposible que el poder justiciero del ojo de la maestra, que además era malísima!!! no descubriera el delito cometido...para mi esa experiencia entonces era casi como estar condenada a pena de muerte...

Mientras escribo esto pienso que además, ni siquiera podía decir en esos momentos, que lo que ella estaba haciendo era citar a Lucio Fontana y su Concepto Espacial

Lucio Fontana - Concepto Espacial - 1962

Lucio Fontana - Concepto Espacial - 1965 -

Lucio Fontana - Concetto spaziale - La fine de Dio - La genesi - 1963

Igual por ahí la maestra no era de las más aficionadas espectadoras/consumidoras de las producciones de "arte contemporáneo" por aquellos tiempos....

15 jul. 2008

Revisando Mixturas

Coldplay no se jugó como R.E.M con Accelerate, a colgar todo su último disco Viva la vida or Death and all his friends, en el site oficial de la banda, pero nos deja su primer track Death will never conquer free download.

De todas maneras antes de su lanzamiento, en you tube podían verse ya videos de la banda en vivo, en TV, y además totalmente legales. Otra dato, la promoción comercial del CD estaba auspiciada por Itunes, más de musicalidad virtual.

Pero no es sólo esto lo que me interesa comentar a propósito del tema, es que Viva la vida, mezcla visualidad visual y musical. El CD se presenta mostrando la imagen de una de las obras paradigmáticas del pintor romántico Eugene Delacroix, titulada "La libertad guiando al pueblo" (1831) oda alegórica a la Revolución Francesa, y alusión a la por entonces contemporánea Revolución de 1830. Pero ahí no termina la mixtura, sino que a la vez pega a la imagen un subtitulado español, frase de la pintora mexicana Frida Kahlo, "Viva la vida" es el título de su última obra, unas sandias caladas que abren el rojo vibrante de las pulpas, y llevan grabada dichas palabras, escritas por Frida 8 días antes de su muerte. Esta obra simboliza de algún modo la particular relación de esta artista con la muerte, por su historia de vida y por pertenecer a una cultura como la mexicana, con su singular visión de la experiencia de la muerte.

Del CD, les dejo aquí dos de los tracks (que a mi gusto son de los mejores) pero más que eso quería contarles esto de esa otra historia, la de mixturas, que por ahí le superpone a los sonidos algo del mix visual Kahlo-Delacroix.

Track 4 - 42

Track 6 - Yes

PD: El CD está producido por Brian Eno, además de músico, artista mulitmedia, creador de música visual, entre otras producciones de 77 million paintings , un proyecto de arte autogenerativo.

14 jul. 2008

Metaensayísticamente

Leyendo lo que llamaría un metaensayo de Theodor Adorno titulado “El ensayo como forma” me detuve en algunos párrafos que dicen algo como: “La separación de ciencia y arte es irreversible (...) Cierto que el arte ha estado desde siempre tan entrelazado con la dominante tendencia de la Ilustración que ya en la Antigüedad benefició en su técnica hallazgos científicos. Per la cantidad se transmuta en calidad. Si la técnica se absolutiza en la obra de arte, si la construcción se hace total y extermina su motivación contrapuesta -la expresión-, si el arte pretende ser directamente ciencia, ciencia según su recta medida, sanciona la entrega preartística a la materia, tan significativa como pueda serlo el Ser de los seminarios de filosofía; y así se hermana el arte con la cosificación, la protesta contra la cual, por opaca y hasta cósicamente que se produzca, ha sido siempre hasta el día de hoy la función de lo que no tiene función, la función del arte.”

Estas palabras se muestran en la superficie de un texto/contexto, que ensayísticamente “defiende” al ensayo como género que ofrece una forma que construye discursos de saberes que no buscan naturalizarse, de un modo académico/cientificista.

Discurriendo entre estas cuestiones, llega a ese momento en que inevitablemente, hablando de ensayo, “surja el arte”. Seguí leyendo, mientras hacía una conexión con unas frases sueltas que recordaba haber leído en “El arte en cuestión”, conversaciones entre Luis Felipe Noé y Horacio Zabala. En fragmentos del diálogo Noé transitaba por los caminos que asocian arte y lenguaje, y decía: “Existe una dictadura conceptual de las palabras que lleva a una conclusión absurda de creerlas el único canal de la comunicación, o de creer que los signos visuales pueden constituir un lenguaje sólo cuando siguen su modelo de comunicación centrado en la fórmula “emisor-código de transmisión-receptor". Como ya dije, esta es la dimensión meramente banal comunicativa del lenguaje, que ignora la otra, la esencial y la creadora de lenguas, la inventora de códigos, que es la traslativa - porque allí se traslada el espíritu humano - y que es propia de los lenguajes artísticos” Vuelvo una página atrás, a una frase que había subrayado con lápiz alguna vez, una cita de Noé a Martín Heidegger, en su texto Construir-Habitar-Pensar, “sólo si somos capaces de habitar podemos construir”. Cuando llegué allí pensé en cuanto más sentido tiene esa frase ahora, para las producciones artísticas (y las no artísticas también) para los modos comunicacionales que ponemos en práctica los que hoy habitamos y co-habitamos lugares, espacios anfibios ,virtuales y analógicos (tomo prestada la caracterización de Rafael Cippolini). Y pienso en que primero, como usuarios o ¿espectadores? habitamos la Web 1.0, en estos momentos, de algún modo construimos la Web 2.0 (que aunque burbuja tiene su impacto decisivo en las prácticas sociales/comunicacionales en real life) Y entonces me pregunto ¿se vendrá con el desarrollo de la Web 3.0, la semántica, después de la habitación y construcción de la red virtual, el espacio para pensar sitios “inteligentes” que piensen, se piensen, y sean definitivamente integrados al campo del real thought?

12 jul. 2008

Cine y además.... Pensando (pensar.. bueno..es una manera de decir) en esto del cine, como una construcción, de muchos, de tantos... y seguramente creen que hablo de la producción cinematográfica; pero no...porque cuando vemos cine no tan solo miramos una pantalla donde se proyecta todo el trabajo productivo de un enorme grupo de personas, desde el grip al director; sino aquello que proyectamos desde donde estamos sentados y que a su vez es proyección de un modo perceptivo que hemos adquirido con el ejercicio de determinadas prácticas sociales, pautadas culturalmente.
RECONSTRUCTION - Christoffer Boer - 2003 -
Y sigo pensando en que no sé porque razón, como espectadores (y no sólo de cine) muchos se niegan al lugar activo/creativo que algunos filmes les proponen. Es que algunas cintas invitan a desnaturalizar esas maneras perceptivas, son inaccesibles para la comodidad de un stablishment estético que se naturalizó, encendió algún piloto automático y entonces ya no hace necesario ningún reacomodamiento, ninguna otra disponibilidad de la "mirada".
TIME - Kim Ki Duk - 2007 -
Incluso eso mismo que llamamos "estética" parece naturalizarse, como si el mundo de "lo sensible" fuese sólo un efecto biológico y no un producto en el que se juegan todo el tiempo fluctuantes readaptaciones de la percepción, que anexa muchos más componentes a la aparatología fisiológica. Y es que hay un aparato mucho más grande, que se mueve, circula, se transforma, se adapta a nuevos medios, activado justamente por esas producciones artísticas que con su propio "armado" construyen predisposiciones receptivas móviles, redefinen las perceptividades, dejando abierto el juego al espectador, que si no se juega a jugarse, sabiendo que cada pase requiere un lugar y un movimiento distinto, se queda afuera, abandonando la posibilidad de que el arte ocurra... pero puede ocurrir en cualquier momento... ( porque el arte no preexiste, pero tampoco prescribe )

IRON 3 - kim Ki Duk - 2004 -

7 jul. 2008

Domingo Llueve, miro por la ventana, salgo, un buen día para viajar, a un lugar donde no llueva, por eso llevo mi cámara de fotos. Llego, saco el ticket, me siento, y en unos minutos comienza el viaje. Voy por los lugares y no lugares a donde me lleva la mirada dirigida por las cámaras que filmaron My Blueberry Nights, sabía que iba a viajar con las imágenes que se sucedieran en la cinta; y sí, tienen la marca grabada de Wong Kar Wai.

Como en sus últimos dos filmes, “In the mood of love” (2000) y aquel que en algún sentido es su continuación “2046” (2004)
las historias gravitan alrededor de un eje atravesado por los viajes y recorridos que deben emprender quienes están dispuestos a enfrentar los desafíos y obstáculos que se entrecruzan en el camino de los que intentan acercarse y encontrarse en una relación de pareja. Con My Blueberry Nights, Wong Kar Wai traslada por primera vez una de estas historias a Nueva York. Hasta ahora sus filmes habían sido filmados en China, Hong Kong, su lugar de origen, excepto Happy Together (1997) que fue rodada en Bs As.En esta ocasión los actores intérpretes tampoco son de origen chino como en filmes anteriores, sino que quienes les dan vida a los personajes son reconocidas figuras de Hollywood. Los roles protagónicos muestran a la cantante Norah Jones (Elizabeth) en su primera incursión en la pantalla grande, y al ya consagrado Jude Law (Jeremy). Luego, en interpretaciones secundarias pero no menos importantes en cuánto destreza actoral, van apareciendo con el transcurrir del film Rachel Weisz, David Straithairn y Natalie Portman. El recorrido fílmico es a veces extrañamente vertiginoso, velocidad que se sube al tren de un haz de luz; otras, un circular casi inmóvil , suspendido en un primer plano que sólo respira, lento como gota que no termina de caer. Los ritmos fluyen biológicamente, ascenso y descenso por las venas y arterias que circulan el film. No es fácil sustraerse de la sucesión de fotogramas, tejen cinematografía, lo literario corre paralelo, hasta llegar a ser anécdota de una visualidad que nunca se eclipsa. Elizabeth, conoce a Jeremy en un momento desafortunado, es casualmente él quien la hace descubrir que su pareja ahora está con otra persona. Sobreviene entonces la ruptura, Jeremy y Elizabeth siguen conociéndose, pero entonces ésta decide hacer el camino más largo para cruzar a la vereda de en frente, viaja por sitios alejados de la City Newyorkina, en busca de otra Elizabeth. Su viaje no impide que siga en contacto con Jeremy, y más que alejarlos, de algún modo termina acercándolos. Éste film, como todos los que dirigió Wong Kar Wai, no se queda en un retrato costumbrista de los contextos espaciales y temporales donde transcurren las historias que nos cuenta, los sitios y las horas son las de los lugares y relojes internos de los personajes. Los ambientes son más psicológicos que físicos, y eso se refleja bien a través de una muy buena traducción de lo literal del guión, al lenguaje audio-visual y a los códigos específicos del cine. Ni éste, ni los anteriores filmes de Wong Kar Wai son para espectadores que busquen historias de las que se erigen en argumento sólido y restringido a como "se supone que el cine debe contar”, una forma justificada por un sustentoso contenido, o uno de tantos melodramáticos relatos de desencuentros amorosos; argumentaciones y reclamos de varias de las críticas (aprobatorias y reprobatorias) que leí. Y entonces más fueron mis deseos de ver esta película, porque me decían que era de esas que yo busco ver, esas que no cuentan como otras, que demuestran que no se trata tanto de qué contar, sino del cómo hacerlo. Y nada mejor que a partir de ese borde intraducible de visualidad, que secuenciada, se proyecta desde el “proyector” y desde mi butaca de espectador , en la pantalla que tengo en frente.

De lo que fue el viaje me quedé con algunos fotogramas de la serie, capturados en mi cámara. Del final de la historia no les puedo “contar” más que esto, me perdí los últimos subtítulos por encuadrar las últimas tomas en la oscuridad de la sala.