5 ene. 2009

Sellado al vacío

Sitio cargado de usos y sentidos. Vacío, espacio de llenos y re-llenos. Pero, vacío de qué? Se trata de algo que falta? o sólo una dirección diferencial de algún tipo de "mirada"?

Un difundido y popular enunciado lo dice, existe una doble posibilidad de "ver" el vaso medio lleno o medio vacío. ¿Qué es lo que dirge la elección por una u otra opción? Evidentemente no todo está puesto en la materialidad de lo percibido. No nos olvidemos que la percepción es siempre una interrelación de pareja, un fenómeno dialéctico, un feed-back sujeto-objeto.

Resulta paradójico, pero el vacío representa un tipo de material sensorial/expresivo/discursivo hiperglosado, abordado desde múltiples modos comunicativos y en diversos ámbitos de las culturas.

Los enunciados del vacío podrían saciar más allá de la plenitud.

Repasemos una de las más reconocidas asociaciones: vacío-agujero, vacío-desaparición, vacío-ausencia, vacío-opuesto-a-lleno, vacío-desocupado, vacío-agujero psíquico-locura, vacío-estupidez, vacío-trivial, vacío-soledad, vacío-meditación/trascendentalista, vacío-blanco, vacío-aire, vacío-sin-aire, vacío-silencio, vacío-muerte, vacío-inmaterialidad, vacío-de bytes, vacío-nada, vacío-caída-al, vacío-hueco, vacío-zen, vacío-negativo, vacío-castración, vacío-falta, vacío-deshabitado, vacío-desierto, vacío-libre, vacío-languidez, vacío-hambre, vacío-limpio, vacío-disponible, vacío-minimalismo, vacío-ingravidez, vacío-incoloro, vacío-no-sonoro, vacío-inodoro, vacío-insípido.

Y la lista podría continuar re-cargada.

Si viajamos por un momento al espacio intergaláctico podríamos decir que allí los célebres agujeros negros, se presumen "vacíos" espacio-temporales hiperdensos, oscuros, imantaciones devoradoras, llenas, "tragando" hasta la propia materia lumínica, de allí su "negrura". Volviendo un poco más aquí, a un circuito gravitacional más cercano y terráqueo como el del arte; la cita, la mención, el abordaje al vacío "ocupa" extensos lugares. Circula inundando multiplicidad de producciones discursivas puestas en diversas materialidades no verbales y verbales. Desde el renombrado horror al vacío singularizado en abigarradas representaciones códice/pictóricas o escultóricas/arquitectónicas de las Culturas Mayas pasando por paradigmas históricos como el Blanco sobre blanco de Malevitch, los tajos y agujeros en las superficies de L. Fontana, el salto al vacío de Yves Klein, el Minimalismo, la desaparición de la pintura y la crónica de su muerte anunciada por el objeto, el arte conceptual , los mil y un Duchamp's después de Duchamp, la desmaterialización del arte y los pos, hasta la última Bienal del vacío.

El vacío-desmaterialización también puede alcanzar diversos grados de saturación.

La cuestión es que el vaso del que hablaba en un principio, en nuestro estado actual de culturas de transición, podría llegar a percibirse de un modo algo esquizoide. Se habla del hipersaturado bombardeo de imágenes varias e informaciones a las que, nuestras percepciones actuales se ven crecientemente sometidas. Algo así como una Sobredosis (de TV, según Soda Stereo).

Pero, y a la vez, de ellas se distingue su cualidad de Simulacro (de tensión, según los enanitos verdes).

Estaríamos entonces repletos de vacíos-imágenes (ellas como ausencias de ¿"reales"?)

"No existes tu presencia es mi pesadilla..." (otra vez, según Soda...)

Simulación, virtualidad, imaginación, tecnología de la imagen y de la no-imagen, como presencias sustitutivas. Sustituciones si, pero cómo y de qué?

En "Las prácticas mediáticas pre-digitales y post-analógicas"-MEACVAD-(2008), se publica un ensayo titulado "La era de la ausencia". Allí, Peter Weibel bajo el subtítulo "Psycho-Techné: La técnica como lenguaje de la ausencia" apunta éstos, entre otros párrafos:

"(...) Lo que en primer momento se puede percibir como una pérdida, también puede verse como un logro. La presencia simulada en el espacio virtual telemático puede realizarse en cualquier momento y en cualquier lugar. De ahí se deduce que una estética de la ausencia es, al mismo tiempo, una estética de la telepresencia. Toda tecnología es tele-tecnología. Pero igualmente toda tecnología es psycho-techné. Mediante la técnica no sólo se superan distancias en el tiempo y el espacio, sino que también se sanan las heridas causadas por ella, una estética de la ausencia también es una terapia contra la ausencia, la superación del dolor causado por la ausencia (...) En el tecnomundo predominan lo simbólico y lo imaginario. Como dice Paul Virilo: "La imagen prevalece frente al ser". El ser desaparece (...) Según el mensaje de Jacques Lacan, el sujeto relativizado, que nace de la relación dialéctica con el otro, puede conseguir su soberanía simbólica, más acá de lo real y más allá de lo imaginario. La des/aparición de los sentidos, del cuerpo, del otro, de las cosas, forma parte irremediablemente, de este modo, de la actividad constructiva del sujeto (...)

En cualquier proceso de transformación algo desaparece y algo aparece (...) la transformación genera ausencia. La estética de la ausencia acompaña a una era de ausencias. Esta estética será tanto más fundamental cuanto más radical sea la transformación del mundo. Es el mundo de transición, y no la desaparición del mundo, lo que constituye el objeto verdadero de la estética de la ausencia."

El vacío como parámetro, sus representaciones, percepciones, posiciones y oposiciones, parecen ser signos de constante presencia. Por momentos, "sellos de agua", casi imperceptibles, en otros, "marca grabada a fuego". ¿Hacia dónde estarán virando, cultura software mediante, los relatos, presenta-ciones, sensaciones y modos de percepción del vacío-ausencia? ¿0 Bytes?

Según una frase geek , "el vaso no está medio lleno o medio vacío. Simplemente es del doble del tamaño que debe ser". Lo cierto es que las mutaciones son infaltables variantes a tener en cuenta. Las des-apariciones, ausencias y vacíos re-formateados, se meta-morfosean.

Y hablando de formas, los envases sellados al vacío mantienen preservados sus contenidos de una manera segura y por tiempo más o menos prolongado. Pero en ellos, los períodos de conservación se inscriben indicando fecha de elaboración y vencimiento.

6 comentarios:

  1. Excelente posteo.
    Una maravillosa manera de comenzar el año.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Rafael, por tus percepciones, la contundencia de tu "mirada", la presencia de tus escritos anfibios, sus trayectos y circulaciones por éstos lugares.
    Artilunio tiene mucho que ver con los tránsitos y trazados de flujos delineados por el Cippodromo/Cippodromon.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola Fabiana Vegetariana, te dejo un link
    http://miraycalla.net/
    un beso
    javier

    ResponderEliminar
  4. Hola Anónimo Javier, asador de frutos carnívoros, muchas gracias por el link.
    Lo visitaré, miraré, y mientras callaré (al menos por un rato) jaja.
    Las palabras, en sus formas habituales o metamorfoseadas en otros envases y modos de decir, siempre surgen.
    Beso y gracias por pasar y dejar por aquí, aquel buen enlace para pasar y "ver".

    ResponderEliminar
  5. Hola, yo soy artista visual y estoy interesadísimo en la respresentación de la ausencia y el vacío. Además de Peter Weibel, sugiero la lectura de François Cheng "Vacío y plenitud, el lenguaje pictórico chino". Ahí desarrolla la filosofía trascendental del vacío como el lugar de transformación por excelencia y el lugar donde lo "lleno" alcanzaría su verdadera plenitud.



    (Vide et plein, le langage pictural chinois, Ed. du Seuil, Paris Francia)

    Muchas gracias por tu página y qué gusto saber de personas con intereses comunes!

    Saludos a todos

    ResponderEliminar
  6. Hola, cómo estás
    Muchas gracias a vos por dejarme aquellos datos. Muchas de las culturas orientales me fascinan en varios sentidos. No conocía el libro que recomendás, pero trataré de dar con él, por lo que me decís parece muy interesante.
    Otra vez gracias a vos y bienvenido. Como decís siempre es bueno dar con gente con intereses comunes

    Saludos!

    ResponderEliminar