2 may. 2010

Os Famosos e os Duendes da Morte - Sobre los trazos cartografiados por ciertas sensibilidades Web

Estar perto não é físico [Estar cerca no es físico]. Sí, así de contundente fue la frase que oí y ví en un espacio de virtualidad al cuadrado (cuadro dentro del cuadro) de doble pantalla. Una de ellas, la de la sala del cine que proyectaba una de las películas programadas por el BAFICI, Os Famosos e os Duendes da Morte. La otra pantalla, el monitor de una PC donde Mr. Tambourine Man (nickname del protagonista) tipeaba aquella frase, esa que luego de un click en el botón publicar entrada del editor de textos de su blog, pasó a integrarse a las frases en su nuevo posteo.
¿Por qué elijo describir esta mínima secuencia para decir algo acerca de esta película? Porque creo que es una buena "entrada" para asomarse a un recorrido cinematográfico que indaga e incursiona en algo así como una sensibilidad Web, una que para los protagonistas adolescentes de este filme parece ser la vía de apropiación de un/os lenguaje/s que hacen suyos, que dicen mucho más de ellos. O mejor, una vía de des-vío que va por otros modos de decir, por unos que cuentan otros relatos, otras experiencias, unas quizás más amplificadas, más extendidas que las de sus vidas cotidianas y las posibilidades comunicativas en sus espacios offline. Contextos físicos/materiales de un mundo que por momentos se les hace ajeno, asfixiante, recortado, desmasiado lejos de todo. Un lugar "en el culo del mundo", como dice Mr Tambouraine Man en un momento del filme. Unos sitios del Sur de Brasil, de Rio Grande do Sul, construídos entre algunos lenguajes e historias pasadas de generaciones de inmigrantes europeos, en su mayoría alemanes.
Pero volvamos un poco por otros personajes, porque Mr. Tambourine Man no está sólo, la protagonista femenina es JJingleJungle. Una subjetividad que respira únicamente en la red, en sus perfiles Web, en las fotos de su Flickr y en los videos subidos a su canal en YouTube.
Otros protagonistas, no ya actorales, pero sí generadores de más de otros sentidos son, un puente en la pequeña ciudad que habitan los personajes, espacio de pasajes, de conexiones/desconexiones, de presencias/ausencias físicas, virtuales, reales, imaginarias; la música de Bob Dylan y algo de un imaginario alrededor de ella, conectado además a las canciones de Nelo Johann, músico originario de Estrela que vive actualmente en Porto Alegre, ambos sitios de aquel Sur Brasilero.
Para continuar prefiero ahora seguir contándoles algunos datos al margen de lo argumental (pero que creo, también dicen)
Antes de llegar al cine para encontrarme con Os Famosos e os Duendes da Morte, busqué alguna información sobre la película y llegué este posteo que terminó de convencerme de emprender el viaje. Comienza así: "Melancolía y tristeza infinita en cinemascope. Y un tipo que sabe dónde poner la cámara y manejar los climas; por fin alguien que recuerda que la fotografía y el sonido son parte de la historia (...) Otro film que se la pasa entrando y saliendo de Internet ("dialoga con Internet" tendría que decir para estar a tono con el vocabulario festivalero oficial) Textura You Tube para fantasmas nunca tan vivos; la siniestra confirmación de que la web sigue siendo un lugar sin cementerios, un lugar donde los muertos todavía pueden correr por el campo y cantarte canciones de Bob Dylan desde sus perfiles todavía disponibles."
Pasaron luego unos días y entonces me puse en la tarea de buscar otros sitios, algunos otros relatos acerca del filme y su proceso. De los que encontré me quedé con este posteo. Coincidía en varios aspectos con lo que ví y escuché y me quedó dando vueltas. Finaliza así:
"Esmir Filho crê que Os Famosos e Os Duendes da Morte terá boa distribuição no País, apesar de saber que não se trata de uma produção para todos os públicos. “Eu assisto a muitos filmes, e um erro que eu percebo em algumas produções nacionais é querer agradar a todo mundo. Isso é muito difícil e acaba comprometendo a qualidade do seu trabalho. É claro que eu quero muito que meu filme seja visto pelo maior número possível de pessoas; eu fiz este filme porque eu tenho um desejo de comunicar, mas eu sei qual é o meu nicho. É um filme capaz de tocar a sensibilidade de um determinado público, que tem uma experiência estética e de vida semelhante à minha. Gente com quem eu me sentaria à mesa e bateria um papo por horas. É para essas pessoas, e para mim, que eu fiz este filme, e é importante que elas tenham a possibilidade de ver”.
Pero volvamos ahora a aquel día en el cine cuando Os Famosos e os Duendes da Morte terminó de proyectarse. Esmir Filho (director) e Ismael Caneppele, quien participó en esta producción como actor, guionista (junto a E.F) y escritor del texto manuscrito (semiautobiográfico) que dio el empujón inicial al filme, estuvieron allí, después de la función para contestar algunas preguntas de los espectadores.
Esmir Filho habló acerca de cómo fue el proceso de elección de los actores (no profesionales) y del músico cuyas canciones formarían parte de la banda sonora. Buscaron entre los jóvenes y adolescentes que vivían allí, en las regiones al sur de brasil, en esos lugares que cuenta el libro y, que luego filmaron.
La convocatoria llamó, en una primera instancia, a que los adolescentes se presenten en y por medio de los perfiles en sus cuentas de sitios web. Allí donde publican los contenidos que les interesa subir y compartir. La etapa inicial de selección, fue entonces, de encuentro virtual. El foco de interés del director estaba puesto en prestar vista y oído a las voces de los adolescentes, según cómo se hacen oir y ver en la red.
Las fotos en la cuenta Flickr de Tuane Eggers, elegida como actriz protagonista, se proyectan como un elemento visual más, integrado entre los otros tantos que cuentan en el filme, aunque su creación precede a la idea y realización de aquél. Los videos en su cuenta YouTube, proyectados también como parte del material audiovisual en la película, están de igual modo disponibles en el canal que T. E.
El libro de Ismael Caneppele Música para Quando As Luzes se Apagam, fue escribiéndose junto al rodaje. Esmir Filho comenzó con la idea y puesta en marcha de Os Famosos e os Duendes da Morte, después de leer sólo los primeros bocetos del texto, el manuscrito. Libro, película y guión fueron generándose en una suerte de retroalimentación. Pero también guión y sonido fueron de la mano durante el proceso de pensar la película, el manuscrito en imágenes visuales y sonoras. En un momento, Esmir Filho mencionó otra de sus producciones, Saliva, un corto en el que también echó mano a una retórica fílmica que enfatiza en una sensorialidad sonoro/visual, un proceso de búsqueda que también puso en práctica en ésta, su ópera prima.
La discografía completa de Nelo Johann está disponible en este sitio para alamcenar y compartir archivos.
Cuando el director de Os Famosos e os Duendes da Morte habló de su experiencia al dirigir este filme, dijo que simplemente se sintió como quien organiza una serie de elementos que ya estaban ahí, a disposición, como quien compagina material producido por otros talentos, que también funcionan perfectamente por sí mismos, en forma individual, fuera del filme.
En algún momento, alguien entre los espectadores preguntó por qué la imagen de Bob Dylan y su música atraviesan esta película que habla de otros tiempos, de unos de tantos universos adolescentes de la actualidad, Esmir Filho contestó que por qué no, que Bob Dylan no está lejos de la sensibilidad de estos chicos, que la música de Nelo Johann lo demuestra y, que además, en Internet las generaciones se fusionan, pasado, presente y futuro se encuentran en un mismo espacio y velocidad de accesibilidad.
Hoy, la discografía completa de Bob Dylan permance a disponibilidad toda ahí, es puro presente contínuo y está a unos cuantos clicks de distancia.
Ciertas sensibilidades en y desde la Web parecen encontrar otras vías para conectar, más allá de lo que entendemos por compatibilidades e incompatibilidades temporo/espaciales, según las configuraciones de cartografías y relojes en los entornos físicos del offline. Os Famosos e os Duendes da Morte va por los trazos de algunas de esas otras vías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario