26 abr. 2008

El Hombre, animal óptico 

  Escena de "El perro andaluz" cine surrelista - Luis Buñuel 

  Es innegable la preeminencia de lo visual en las diversas sitemas de comunicación mediáticas. Aunque esta es una característica, dada en gran medida por las costumbres y modos de las prácticas sociales posmodernas, el sentido de la vista se agudizó y desarrolló desde que el hombre es hombre, no tan sólo por cuestiones históricas, sociales y culturales, sino también biológicas, anatómicas y psicológicas.

 
Escena de "La naranja mecánica" - S. Kubrick 



Juan Cuatrecasas en su libro "El hombre, animal óptico" elabora detalladamente todos estos aspectos referidos al papel protagónico del sentido de la vista en la percepción del mundo, en las relaciones interpersonales, y en las que establecemos con nuestro medio natural y cultural.
Aquí algunos fragmentos de su Introducción y Primer Capítulo:
 
"Es un hecho reconocido tanto por el estudio de la psicofisiología sensorial como por la observación común, que la vista constituye el más importante de los sentidos y el que influye poderosamente en la modelación de las formas de vida de la humanidad.... Podría decirse que la historia natural del Hombre es la historia de la función visual. En el sentido psico-biológico, también la historia del sentido óptico, como la del hombre, es la historia de la libertad. La liberación del ser viviente de sus cadenas morfógenas y dinamógenas es una lenta progresión que durante millones de años se ha ido realizando. Pero la verdadera liberación reside en la creación de un mundo humano, específicamente humano, hijo de la imaginación, y capaz de modificaciones independientes del medio. La homeostásis biológica no significa libertad en el propio sentido humano, sino individuación; Nerio Rojas (en su libro "Biología de la libertad") afirma que ..."la libertad es una fuerza biológica, iluminada por la inteligencia y la conciencia del hombre, que expresa la voluntad autónoma de la persona para dominar sus propios instintos..." Y este difícil dominio se intenta en los primitivos sistemas animistas mágicos, en los que las fuerzas instintivas se reflejan en imágenes conocidas como arquetipos que representan diques a la espontánea movilización de los instintos. Cuando el espíritu no es un simple reflejo del mundo exterior; cuando deja de ser un concatenado sistema reflexógeno que responde a las motivaciones externas, para reconcentrarse sobre sí mismo, ocurre el fenómeno de reflexión, el de la creación imaginativa, capaz de las más extravagantes invenciones. Hemos de ver cómo este lento y oscuro proceso está vinculado a la organización del sistema visual hasta llegar a las estructuras formales que nutren la vida interior del hombre y de las sociedades humanas. La individualidad biológica pugna por estructurarse a través del perfeccionamiento evolutivo de los animales, adoptando variadas gradaciones de cohesión y de aislamiento. Hoy se concede más importancia a los problemas de estructuración que a los de evolución; pero la estructuración va íntimamente ligada a la génesis de la vida. Tanto la vida de la bacteria como la de una célula cristaliza ya en una unidad, la solidaridad consustancial de un ciclo témporoespacial(...) Pero la unidad sólo se consolida y progresa gracias a la diferenciación de un sistema nervioso, que asegura y elabora el sentido reaccional de conjunto, que llegará a constituir la personalidad (...) En medio de innumerables sistemas de estímulos y de percepciones, a medida que la ascención del psiquismo se va acercando a las regiones de la personalidad que será el hombre, se destaca vigorosamente la función visual (...) "

Surrealismo - "False Mirror" - Magritte - 



"El sentido visual, en efecto, es la hendidura fecunda que conduce al psiquismo hacia el conocimiento de la realidad. De la doble realidad, la exterior y la interior. y quizás el vínculo neuropsicológico entre ambas realidades (....)
El espacio que conoce el hombre es polimorfo, no sólo es externo, sino que reside en su interioridad psíquica como proyectado en otro mundo; como reflejado hacia adentro en una profundidad íntima e inmersa (...) Parece que han sido dos los tipos destacados en los mamíferos por su estructura cerebral: olfatorio y óptico (...) Los animales olfatorios se han extinguido y detenido en un momento de su evolución. (...) La filogenia ha abierto el camino del hombre a través de un cerebro óptico. Y a él debemos lo que somos. Y es a este característico cerebro que lleva la huella dominante de la mentalidad, de nuestra imaginación, las posibilidades concretas de llegar a concebir la exactitud infinita, la calidad de nuestras emociones, y hasta las características de la evolución del arte y la ciencia..." 






Aspecto psico-sexual de la función opto-pituitaria




"La historia zoológica del sexo es un crecimiento en profundidad hacia los centros nerviosos superiores. Y por eso en las formas más evolucionadas de estructuración psiconeural, el instinto sexual se imbrica de tal manera con un estado emotivo general y con un estado ideativo que llega a dominar la personalidad psíquica. Las imágenes visuales tienen un papel preponderante en este proceso. Ellas ya comenzaron a desplegar su desarrollo en algunos animales cuyo galanteo se anima del impresionismo por los colores llamativos o por otros atributos estéticos. He ahí el origen de una "estética sexual" que alcanza en el ser humano el más alto desarrollo. En efecto; todo el proceso erótico que carcteriza una fase básica de la función sexual, tiene su base imaginativa. La llamada "pornografía" y la "literatura erótica" son simples puntos de partida de reflejos normales, cuyo excitante sigue una cadena substitutiva desde el exterior hasta las fantasías imaginativas (...)

 

Cartier Bresson


Las teorías morales de la represión han conducido al delirio erótico imaginativo, casi alucinatorio, como el de Don Quijote (...) De ahí que se acepta como hecho indiscutido que la esfera sexual después de invadir y modelar la figuración corpórea del organismo, invade y esculpe con matizada plasticidad la vida del espíritu. J. Huxley recuerda a este respecto que "..es solamente en grupos más elevados que surgen estos carcteres sexuales que estimulan las emociones, pues solamente en ellos ha alcanzado el espíritu un grado suficiente de perfección" (...) En el hombre, el ritmo genital se subordina a la esfera psíquica y hay una estrecha confusión del mecanimso endocrino con el mecanismo nervioso. "Esto constituye, dice Huxley, un triunfo del espíritu sobre la materia en el organismo humano, de los elementos mentales de la vida sexual sobre los elementos puramente físicos" (...)
El proceso de la inquietud sexual (o del hambre sexual) está esencialmente sostenido por las excitacines del sistema óptico, tan alejadas de la vida puramente genital y reproductiva. Las terribles tentaciones que el diablo dirigía contra la imposible virtud ascética de los hombres, eran un peldaño decisivo para su progreso mental. El hombre es un animal sexual, opto-sexual (...) La especie humana, socialmente, está decantada en dos polos sexológicos; la humanidad es bipolar. El eje de la personalidad masculina y femenina está elaborado alrededor de la vida sexual. Y a pesar de la civilización y de las opuestas doctrinas éticas sobre el sexo, la humanidad ha deificado este sentido desde que ha depasado largamente la esfera genital para constituir la función psicosexual (...)



En las civilizaciones ascéticas, las proyecciones casi alucinatorias de origen óptico dieron forma y color al inmenso mundo humano, y le dieron también morbosidad. En las civilizaciones sensualistas, también los reflejos ópticos constituyen la base de las proyecciones psíquicas. La orientación del mundo moderno, en el que gracias a la ciencia psicoanalítica y a las costumbres racionales comienza a disminuir la represión freudiana, conduce al desarrollo progresivo de la función psicosexual, la cual ejerce una influencia reactivadora de las funciones mentales y una suerte de rejuvenecimiento orgánico general. El papel social de los espectáculos modernos, de la moda moderna, del baile y la música primitiva, etc; es digno de ser interpretado en dicho sentido".

 








No hay comentarios:

Publicar un comentario