26 jul. 2008

Yo soy Otro

Palabras del poeta maldito, de A. Rimbaud

Yo soy Otros, todos los nombres que nombran a F. Pessoa, sus Heterónimos o "drama en gente" (y no en actos) como él define a sus "ellos" (Alexander Search, Alberto Caeiro, Ricardo Reis, Álvaro de Campos) "El origen mental de mis heterónimos está en mi tendencia orgánica y constante a la despersonalización y la simulación. Felizmente estos fenómenos no se manifiestan en mi vida práctica ni en mi relación con la gente: estallan hacia adentro y sólo yo los vivo".

Pienso, ¿Qué sucede cuándo estallan hacia afuera? Rafael Cippolini dice "Soy tantos que no quepo. Sobre el autorretrato en los tiempos de Fotolog y Flickr"

La posibilidad de ser y estar en la virtualidad de la red siendo un "nos-otros editados y reeditados" Hacer y recibir arte es también traslado, otredad y viaje. Pero al revés, entre tantas prácticas traslativas ¿Todos los caminos conducen al arte? y los que sí, ¿Cómo lo hacen? (Les pregunto porque no tengo las respuestas, o al menos no sé como escribirlas...)

(...)

¿De qué te sirve el cuadro sucesivo de las imágenes externas a las que llamamos mundo?

¿La cinematografía de las horas representadas

Por actores de convenciones y poses determinadas,

El circo polícromo de nuestro dinamismo sin fin?

¿De qué te sirve tu mundo interior que desconoces?

(...)

Álvaro de Campos

¡Tan de prisa pasa todo cuanto pasa!
¡Muere tan joven ante los Dioses cuanto
Muere! ¡Todo es tan poco!
Nada se sabe, todo se imagina.
Circúndate de rosas, ama, bebe
Y calla, lo demás es nada.
Ricardo Reis

Y sí....todo tiene su versión nostálgico-tragi-cómica

5 comentarios:

  1. Hola Fabiana
    La heteronomía sigue siendo una provocación cultural, incluso cuando muchos no pretendan hacerlo. Heteronomía que más que una multiplicidad es una singularidad fragmentada: se trata del ensayo de otras formas de ser uno. Lo curioso es que no sabemos finalmente cual: si nosotros o ese otro heteronómico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Rafael, cómo estás
    Estoy de acuerdo en esto de que la heteronomía y no sólo ella, tiene sus marcas culturales y que ellas dicen más allá de las intenciones de quienes la usen como modo identitario. Las prácticas, siempre sobrepasan la intención del "individuo generador".
    Y sí, la heteronimía tiene algo de "esquizoide", en el sentido de fragmentación de la persona, algo como que cada aspecto del uno se diversificara en varios unos. Esa confusión o desdibujamiento del nos-otros o el otro es una gran cuestión. Recuerdo una puesta teatral en Tucumán, sobre la obra de Pessoa "Acerca de la estrategia más ingeniosa para ahorrarse la pensosa tarea de virir". El actor que representaba a Pessoa(ortónimo)hablaba de su propia obra (de sus poemas)y a la vez era hablado por quienes personificaban a sus heteróminos, éstos accionaban a Pessoa como si fuese una especie de marioneta, él no actuaba sino movilizado por ellos...quién era Pessoa??
    Un comentario de la obra en un diario decía: "Sus poemas no dicen a través de sus personajes sino que su mismo autor es quien vive y deja de vivir con ellos(...)lo que puede interpretarse como la verdadera estrategia para vivir o dejar de hacerlo". Los heterónimos son otras formas de ser uno y también de dejar de ser uno. Es un juego en donde casualmente creo que la identidad no está en la unidad nominal del individuo, sino en el propio juego y diálogo entre los modos de ser uno en la heteronímia (cuando digo diálogo es porque creo en que los nosotros-otros están interconectados. Sino más que de un rasgo algo esquizoide, deberíamos hablar de la esquizofrenia como patología)

    Muchas gracias por contestar a mi pregunta, este era un post con muchas menos certezas que otros.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Pessoa se resume para mi y en mi en un "Poeta sensacionista"

    Yo vi la obra porque casualmente en ella actuaba mi hermano y interpretaba a Alvaro de Campos, por eso lo de poeta sensacionista, porque es lo que mas me quedó incorporado de la obra ademas de escucharlo tantas veces ensayar en mi casa a Pablo. La verdad que indescriptible sensación lo que me genero esa obra y sobre todo ese efecto del sonido del viento y las sabanas en la habitacion. Por algo es una obra que viajó mas allá de nuestro continente.

    ResponderEliminar
  4. Hola cómo estás.
    Muchas gracias por tu comentario. Lo de poeta sensacionista, creo que también define de algún modo una sintonía muy acorde a la escritura de Pessoa. La obra a la que te referís, como decís, representó para muchos nosotros como espectadores una muy buena experiencia. Buenísima interpretación de la vida, obra y una sensibilidad muy contemporánea como lo es esa de la propuesta heteronómica de Pessoa, en sus particulares modos de diseñar identidades multiplicadas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Sensacionalista algunas de sus escrituras. Por lo demas, Pessoa tenia afinidad por el ocultismo y frecuentaba sociedades de este tipo. Lo que deja ver un interés por la energía elementales de la vida y todos sus diferentes estadios derivados que ocurren, generalmente, fuera de las sensaciones cotidianas. aunque después de un tiempo pasa a formarse como sensaciones sublimes de los propios sentidos, solo que agudizados.

    ResponderEliminar