11 nov. 2008

Otras razones
Wölfli - Le gran chemin de fer du ravin de la colère - 1911 -

“(...) Puertas del corazón, pero apaleado, veo un templo, tiemblo, ¿que pasa? No pasa. Yo presentía una escritura total. El animal palpitaba en mis brazos con rumores de órganos vivos, calor, corazón, respiración, todo musical y silencioso al mismo tiempo. ¿Qué significa traducirse en palabras? Y los proyectos de perfección a largo plazo; medir cada día la probable elevación de mi espíritu, la desaparición de mis faltas gramaticales. Mi sueño es un sueño sin alternativas y quiero morir al pie de la letra del lugar común que asegura que morir es soñar. La luz, el vino prohibido, los vértigos, ¿para quién escribes? (...)”

Alejandra Pizarnik - Extracción de la piedra de la locura -

Palanc - Escritura inventada - 1964 -

"Nadie ignora que a Edipo lo interrogó la esfinge tebana: ¿cuál es el animal que tiene cuatro patas al amanecer, dos al mediodía y tres por la noche? Nadie, tampoco ignora que Edipo resolvió que se trataba del hombre...quién de nosotros no percibe inmediatamente que el desnudo concepto de hombre es inferior a la mágica pregunta que deja entrever el temible animal"

J. L. Borges, cita en Arte y locura - M.C. Melgar - E. Lóperz de Gomara - R. Doria Medina Eguía -

Spinoso - El zorro herido - 1960 -

"Dóciles medias los halagan de día y zapatos de cuero claveteados los fortifican, pero los dedos de mi pie no quieren saberlo. No les interesa otra cosa que emitir uñas: láminas córneas, semitransparentes y elásticas, para defenderse ¿de quién? Brutos y desconfiados como ellos solos, no dejan un segundo de preparar ese tenue armamento. Rehúsan el universo y el éxtasis para seguir elaborando sin fin unas vanas puntas, que cercenan y vuelven a cercenar los bruscos tijerazos de Solingen. A los noventa días crepusculares de encierro prenatal establecieron esa única industria. Cuando yo esté guardado en la Recoleta, en una casa de color ceniciento provista de flores secas y de talismanes, continuarán su terco trabajo, hasta que los modere la corrupción. Ellos, y la barba en mi cara."

J. L. Borges - Las uñas en El Hacedor -

Luis - Gato Cósmico - 1970 -

"(...) Déjame morder mucho tiempo tus trenzas, pesadas y negras. Cuando mordisqueo tus cabellos elásticos y rebeldes, me parece que como recuerdos."

C. Baudelaire - Un hemisferio en una cabellera -

Aloïse - Couple aux trois médallons - 1948-50 -

Finísimo hilo

escapado de algún dominio

atraviesa la piel

evidencia

No hay tijeras

para el destino de pelo

6 comentarios:

  1. Hola Fabiana
    Conseguí finalmente el libro de Paolo Fabbri y lo estoy leyendo. Es muy bueno.
    Gracias por la recomendación.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola Rafael,
    Qué bueno que hayas conseguido El giro semiótico de Fabbri. Yo no leí completo, sólo tengo fotocopias hasta el primer capítulo, La caja de los eslabones que faltan.
    Hasta donde pude leerlo, al igual que a vos me pareció un muy buen libro. Fabbri habla de cuestiones semióticas, que pueden llegar a tornarse a veces muy áridas, de un modo muy hermoso, hasta poético quizás. Veré si también puedo conseguirlo.
    Espero que lo disfrutes hasta el final (aunque las lecturas la mayoría de las veces no tienen fin)

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola de nuevo
    Te comentaba en el Cippodromo que lo conseguí gracias a la distribuidora local. Fijate si lo conseguís de ese modo. Sino, te lo fotocopio. Vale la pena.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola Rafael,
    Muchas gracias!
    Voy a ver si consigo el libro por la distribuidora local como me decís. Sino te aviso para que me fotocopies desde el segundo cápítulo en adelante. Yo también presiento que vale la pena leerlo completo.
    Muchísimas gracias otra vez!

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Conmovedoras citas! La de Pizarnik y la de Baudelaire me parece que descollan.

    ResponderEliminar
  6. Hola Cecé,

    Con-movedoras, siento igual...Alejandra Pizarnik y Baudelaire producen el efecto de algunos dardos, se te meten adentro certeramente...aunque no dejan de quedarse un tiempo por espacios epiteliares, leerlos es empezar por la piel

    Saludos!

    ResponderEliminar