10 mar. 2009

Final de alguna trilogía y el cómo de los "trans"

Alguien repetía citando a alguien más que "texto es lo que dice y hace decir"

Borges dejó en algún momento en el prólogo de uno de sus libros: "La literatura suele escribirse en función de la historia de la literatura (...) El Oriente, en cambio, entendía que todo es muy antiguo, o impersonal, o contemporáneo, lo cual al cabo da lo mismo. Winternitz afirma que el Indostán atribuía sus vastas epopeyas a una divinidad, a una secta, a un personaje de la fábula o simplemente al Tiempo."

Ya lo sabemos, o mejor aún, lo percibimos, a veces, las tramas narrativas nos atrapan en sus redes más que por el quién o el qué dicen, por el cómo lo hacen.
De algún modo, los dos anteriores posteos que se escribieron por aquí últimamente, intentaron ir descubriendo ciertos trazos del cómo dicen los relatos Neon Genesis Evangelion. Es en gran medida en ese cómo donde éstos adquieren una eficacia que no hace más que multiplicar y expandir aquel "hacer decir" de los textos.

Pero y además esos cómo se integran a una maquinaria Neoevangelica que se ramifica en circulaciones diversas producidas por los constantes redireccionamientos de sus tantas recepciones. Metarelatos disgregados, que luego retornan una vez más como "agregados" a su matriz narrativa re-generadora. Entre los diversos cómo de los textos Evangelion, las rutas y recorridos narrativos dicen también por el modo en que saltan trans-formándose en juegos de trans-posiciones. Del anime al manga, de la serie y sus episodios a las condensaciones en una y varias películas. Mutaciones por momentos sutiles, en otros, trans-formaciones más que evidentes. Viajes de idas, vueltas y retornos entre los géneros y soportes que sostienen los discurrires de sus entramados. El megarelato Neon Genesis Evangelion es un amasado de todos esos viajes. De GAINAX a los interminables trazados y mapeos delineados por las redirecciones que articula todo un aparato recepetor en movimiento. De lo que comenzó siendo, allá por 1995, una serie anime y continúa aún reformateándose en toda una puesta de "trans". Y digo continúa, porque no hay lugar para decir finaliza. Es que Evangelion, en ninguno de sus aspectos, formas e informes recibidos desde sus diferenciales sitios de producción, circulación o recepción, parece querer atenerse a fórmula alguna que pretenda llevarnos a un sitio último y seguro. Creo que algo de lo publicado en el posteo precedente sobre aquello a lo que refería Joseph Campbell acerca de las configuraciones mitológicas, tiene bastante que ver con los modos de éste (y otros) relatos manga/anime. Vuelvo a apuntarlo aquí: "Como en el sueño, las imágenes van de los sublime a lo ridículo. No se permite descansar a la mente con sus evaluaciones normales, sino que continuamente se la insulta y se la arranca de la seguridad de que ahora, al fin, ha comprendido."

Muy en sintonía con aquel párrafo, el propio "texto Neoevangelico" escrito en algunas líneas de diálogo en los comienzos de "Death & Rebirth", desliza: "El descubrimiento es alegría, el entendimiento es control".

Voy a contarles aquí algo más del resto de aquellos principios y otros trans-figurados al manga. Pequeñas pistas, pero sólo a modo de luces intermitentes, como ellas mismas se asoman, en dosis que se regulan modificándose durante el desarrollo de la trama.

Las dilucidaciones acabadas se diluyen en sombras de intersticios, en saltos de aquí hacia allá que se juegan en las trans-posiciones. Y por supuesto, en los diversos pactos reactivadores que nosotros establezcamos con las mutaciones manga/anime Neoevangelicas.

Antártida, año 2000. Durante los primeros segundos en "Death & Rebirth" la grabación de una cámara de seguridad, ubicada en el nivel 2 de Dogma Central, a modo de narrador externo nos hace ingresar en los dilemas de un diálogo múltiple, entre personajes visualmente no reconocibles. Palabras que hablan de un experimento científico, dirigido por el doctor Katsuragi. Voces varias discuten sobre los alcances y eficacias de las hipótesis científicas. Mientras, se superponen conversaciones acerca de las manipulaciones llevadas a cabo sobre los genes de Adán (padre de los Ángeles), las que terminarán desencadenando la "explosión" del Segundo Impacto.

La única sobreviviente de aquel núcleo de eclosión será Misato, hija del doctor Katsuragi.

De allí en más, una serie de datos sobreimpresos se suceden cada tanto sobre pantallas negras, narrando desde algún "afuera", intercalándose entre la consecución de fotogramas de acciones. Aquellas sobreimpresiones, a modo de flashes, entregan datos dosificados y referencias temporales que no parecen querer seguir algún tipo de hilo cronológico claro y lineal.

Mientras, los personajes principales se van presentando en diálogos y actitudes que los relacionan entre sí, pero de modos no demasiado esclarecedores. Esta vez, se trata de narraciones surgidas del interior de la trama que poco a poco va tejiéndose, entre relatos externos e internos.

"Death", se reserva para el final de sus iniciales presentaciones a Shinji Ikari, protagonista nuclear en todos los modos de relatos Neon Genesis Evangelion. Shinji aparece en microflashes de acciones que lo muestran vinculado a otros personajes protagónicos como Rei, Kaworu y el prototipo EVA 01.

Pero también en los primeros minutos de esta película anime, las pantallas negras cuentan en palabras fugaces, casi "subliminales", variadas sensaciones, estados de ánimo y emociones.

La música de un cello inerpretando una pieza de Bach, los apresurados y nerviosos momentos en los que el EVA 01 se prepara para un improvisado primer encuentro de lucha con un Ángel dirigido al ataque de Tokyo 3.

Anunciados y enunciados tipográficos interceptando contínuamente sucesivos fotogramas de acción:

"Test Type", "¡Evangelion Unidad 01 despegue!", "Primera activación", "Lesión en la cabeza", "Matanza", "Reactivación", "Amenaza", "Fuera de control", "Pánico", "Terror", "Agonía mortal", ...

Formas de contar que, aunque reconfiguradas, tienen mucho de contagio de los modos del manga. Pero veamos entonces cómo son los principios de Evangelion según los relatos trans-codificados a aquel género.

Tomo 1 - Contenido: Fase 1 "Apóstoles, el ataque" - Fase 2 "El reencuentro" - Fase 3 "Primera salida".

Tapa y contratapa en colores. Páginas interiores en blanco y negro. Una de ellas, a modo de introducción, muestra a los tres adolescentes pilotos protagonistas y detrás al EVA 01. Junto a ellos dos recuadros narran "en off" los momentos y hechos acontecidos en el año 2000, resumidos en unas cuantas palabras. Síntesis de lo que fue el Segundo Impacto, acontecimiento catastrófico que en "Death & Rebirth" se traducía en la serie de diálogos y acciones que lo desencadenaron. El resumen luego da un salto en el tiempo y presenta en el año 2015 a los tres pilotos como la única esperanza de la humanidad para evitar el ataque de los Apóstoles (o Ángeles) y algún posterior impacto apocalíptico. (click sobre las imágenes para agrandarlas)

A continuación, la Fase 1 comienza exhibiendo desde un primer momento a Shinji, quien inaugura este relato, aunque no ya involucrado en luchas, diálogos o acciones, sino exhibiendo su "universo interior". Junto a su contemplativa imagen, una serie de viñetas que, para los recursos de la historieta, el cómic o el manga se denominan "cartuchos" o "textos en off", cuentan algo acerca de los "adentros" de Shinji.

Recién después de aquel primer "zoom" a la psicología del personaje principal, las escenas de acción comenzarán a dar ingreso a la historia de enfrentamientos entre EVA's y Ángeles. Secuenciás fílmicas que, a pesar de las luchas internas, negativas y sentimientos contradictorios de Shinji, lo mostrarán piloteando el EVA 01 en su primer "inolvidable" y apurado encuentro con un Ángel.

*Para ver el Tomo 1 completo click aquí Si les interesa seguir otras tantas mutaciones, pueden ver también el primer episodio de la serie anime NGE. Como les comenté en algún momento, al revés de lo que sucede frecuentemente, esta produccion apostó primero al anime y luego al manga. Y sólo para un par de muestreos más, y no ir más allá a lo que se tornaría una tarea inagotable, les cuento además que los finales de Evangelion siguen sus propias rutas mutantes.

La versión manga clavó anclas en el Tomo 22 - Fase 77.

Luego se publicó un extra, la Fase 78 "Genocidio", cuya última página simplemente anuncia un continuará....

Mientras tanto, "Death & Rebirth" condensa sólo los episodios de la serie hasta el número 24, aunque inconcluso. Por supuesto, siempre con propuestas de "trans".

Luego, el continuará es retomado por The End of Evangelion, otra versión cine anime que parece tomar la posta desarrollando los episodios 25 "Air" y 26 "True heart to you". Continuaciones aparentemente dirigidas hacia conclusiones que podrían proyectarse como algún tipo de final definitivo.

Sin embargo, las neoconfiguraciones mitológicas activadas por Evangelion, en ningún momento muestran algún tipo de acuerdo con un famoso enunciado que circula por ahí diciendo: "Hay que ser y parecer".

Por lo que estos posibles finales, no son más que pretextos, apuestas provisionales que te invitan (I need you) a seguir dibujando más que uno, varios probables e improbables continuarán....

No hay comentarios:

Publicar un comentario