10 abr. 2009

Otras rutas de Serendipia
Ya perdí el hilo de cómo llegué a dar con los caminos de Serendipia. Pero creo que mucho antes de llegar allí había recorrido, unos días antes, algunos de sus trazos cruzados en Café Lumière.
Viajes de trenes e historias de afueras y adentros que llegan hasta confines de úteros. Tiempos convergiendo y divergiendo en leyendas superpuestas a sueños. Y todo a la vez como un homenaje.
Entre vías cruzadas, Hajime el librero graba ruidos de trenes en interminables estaciones. Muy cerca Yoko, la escritora tras las huellas retrobiográficas de un músico taiwanés y las de un sueño que soñó pero que antes había sido ya, en alguna antigua leyenda.
Y mientras los dos, Yoko y Hajime intersectados, siguiendo algún sitio transitado por un poeta.
- Es impresionante. Un útero de trenes ¿Qué es esto?
- Un micrófono y un grabador. Soy yo.
- ¿Eres tú?
- Sí
- El ojo se ve muy solo.
- A punto de llorar
- ¿Puedo acercarlo más? (...)
- ¿Estas son sombras?
- Estas son sombras, esos son trenes. Trenes y sombras (...)
- ¿Por qué son diferentes? ¿No hay motivo?
- No hay motivo. Cada tren es diferente (...)
- Cuando grabas el ruido del tren. ¿Buscas la esencia del ferrocarril? ¿Hay algún secreto en los ruidos?
- Supongo que cada vez es diferente.
- Entiendo. Es lo que lo hce interesante.
- Sí. Quizás mis grabaciones ayuden en una investigación algún día.
- ¡Sí! A alguien podrían servirle para algo
- ¿Sabés de memoria los nombres de todas las estaciones?
- De muchas aunque tuve problema con algunos caracteres antiguos.
- Es muy hermoso (...)
- En el centro está muy oscuro
- Es sangre oscura
- ¿Sangre oscura? ¿Es tuya?
- ¿Mi sangre es oscura?
- Sí.
- Entonces le cambiaré el color.
- Hacía muchas cosas; fotos, pintura, música (...)
- También hay un poema
- Y esa foto se llama "Guisante y Pensamiento"
- Pensamiento soy yo. Porque tengo la cara redonda como un pensamiento.
- ¿El la llamaba pensamiento?
- Si. Y decía: "Soy inteligente como un guisante" Y yo lo llamaba guisante (...)
- Aún tengo la copia guardada en algún lado
- Eran muy unidos.
- Muchos decían que era demasiado idílico para ser real...
Y que me tenía dominada en secreto
- A mí me parece real
- Muchos pensaban que no era posible....

No hay comentarios:

Publicar un comentario